P3ND3JOS de Raúl Perrone: Ópera, Cumbia y nada más

Por: Rodrigo Puente

De antemano, una disculpa en nombre del cine, por que viste una película muy pinche, yo corrí también con la mala fortuna de verla. Podría despotricar ante la tomada de pelo que resulta ser esta película, pero intentaré ser lo más objetivo posible, va estar cabrón, pero lo intentare.

La película del director Raúl Perrone nos narra la vida de un grupo de vatos que se dedican a patinar. Todo esto está ensalsado por las problemáticas que tienen los barrios marginales de cualquier ciudad (drogas, dealers, violencia, etc.). Esto contado en un formato de una ópera, cumbia y ya.

Es cierto que a lo largo de la película, a Perrone se le note su bagaje fílmico y se agradece el hecho de nombrar filmes como Juana De Arco de Dreyes y La Ley De La Calle de Coppola. Resulta un poco (o un mucho) banal el intentar rescatar una película citando grandes obras cinematográficas, no creo que esté chido que se tache de buena película una obra que, por el hecho de ser distinta, sea buena, resultando ser aburrida y haciendo que lo cotidiano de la vida de los skates sea taaaaaaaaaan intrasendental.

A mí me gusta el skate y durante un tiempo practiqué, aunque nunca me había resultado aburrido ver una película en donde el skate fuera tedioso, desde ahí empezamos mal. A pesar de que podemos observar el intento de rescatar la esencia de las bases del cine mudo, el director se queda muy lejos de poder lograrlo. Un elemento rescatable (sí, hubo algo que me gustó de la película) es la música, que sin duda nos lleva de manera cadenciosa por la tortuosa travesía de dos horas y media, que es la duración de la película.

Al final, la hacer el veredicto podemos decir que es más recomendable quedarse en casa y leer un libro, arreglar tu cuarto o hasta darle una checada a ver que hay en la tele antes de ponernos a ver esta película que se queda en el olvido.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM