Pa’l Norte 2016: La Esencia del Festival en el Segundo Día

45.FestivalPalNorte2016.AutenticosDecadentes

Fotos: The Nuel Photo
Texto: Fernando Contreras

Para nuestro segundo día de actividades, Pa’l Norte nos ofreció un listado de actos que en su mayoría resultaron ser más bailables que los del día anterior. Nuestras ganas y energía se superaron, si consideramos que ahora sí descansamos bien y que el calor aún no hacía de las suyas en Monterrey. Para este Sábado se esperó más asistencia y por supuesto el sold out, anunciado días antes, nos advertía de un cierre tan grande en el festival como nunca la habíamos visto.

Sí nuestras ganas de bailar nos habían traicionado cuando los Caballo Dorado salieron al Escenario Sorpresa el día anterior, para este día nos previnieron con algo que cambiaría todas nuestras expectativas. Aún así, la supuesta Carpa Ascendente nos ofreció una serie de bandas y actos que diversificaron al escenario desde el Bahía Santiago de Technicolor Fabrics con Siddhartha como invitado, pasando por el debut en el festival de Timothy Brownie, el talento local de Dharius, el atasque de gente con la presentación de Moctezuma por parte de Porter, los invitados chilenos de Dënver hasta terminar con los actos veteranos e internacionales de Delorentos, The Original Wailers y Naughty By Nature. Todos con un ir y venir de personas impresionante.

En los escenarios principales es en donde hubo más actividad y desmadre; comenzamos con el durísimo sol y la música de Little Jesus, Indios desde Argentina, Finde y Clemente Castillo. Jenny & The Mexicats fueron los primeros en convocar a un número considerable de personas, hasta el asombro llegó a ellos.

Siddhartha presentó la mayoría de sus éxitos que incluyeron algunos de “El Vuelo Del Pez” y después fue el turno de Los Pericos. No hubo porros a la vista, pero, ¿Qué tal la venta de cerveza a esta hora? No dudo que todos disfrutaron del clima y del alcohol desde este momento hasta las dos horas y media de música electrónica que le siguieron con Sussie 4, Moenia y el debut en México de Feliz Jaehn; el perfecto tropical house con este último para tan ideal instante.

¿Enamorados? ¿Había enamorados? ¡Demasiados! Todos cantando tan fuerte las canciones de León Larregui y Carla Morrison para el anochecer, era difícil no ver lágrimas en algunas personas. Así de ridículos se veían, pero al finlalizar hubo un espacio suficiente para ver a Robin Schulz y al Two Door Cinema Club de cerca para escuchar tan felizmente muchas del Tourist History y parte del Beacon. Definitivamente, el mejor acto internacional dentro del festival.

Para los actos sorpresa no sé qué pensar, los Magneto salieron para intepretar “Vuela Vuela” y toda la gente se volvió loca. Nos dimos cuenta de que la mayoría tiene el gusto de haber bailado y cantado alguna vez esta canción, pero creo que fue demasiado, me imagino que el alcohol tuvo que ver. Para el segundo acto, Lou Bega cantó el “Mambo No. 5”, algo más esperado.

Los Caifanes fueron de los shows más abarrotados y con más energía desde el escenario hasta la puerta de salida. La banda se entregó por completo con cada uno de sus temas que siguen levantando la piel y su cierre fue de lo peor que han hecho en su carrera, cantando de muy mal manera un cover de The Beatles. En serio los aplausos bajaron de tono, pero se les dio chance.

Para cerrar la noche, vimos dos actos que todo Pa’l Norte volteó a ver; J Balvin y Los Auténticos Decadentes. Se escuchó que el colombiano tuvo que ver con el agotamiento de los boletos para el segundo día del festival y por un momento lo aseguramos. El show que se carga es impresionante, opacando a su mala voz y al deslumbrante outfit que siempre se le valora. ¿Vimos perreo intenso? Sí, pero no tan vulgar ni tan ñero como lo hubiéramos pensado; de nuevo el alcohol hizo efecto.

Cuando pensamos que el reggaetón había reinado en Pa’l Norte, la murga de Los Auténticos Decadentes le dio la vuelta al festival para cantar y brincar con canciones como “No Me Importa El Dinero”, “El Gran Señor” y también “Y La banda Sigue”. Fue un cierre épico con las miles de personas en atención a la banda argentina. Al final, el rock y el ska latinoamericano siguen siendo valorados como se debe en uno de los festivales más grandes de México.

¿Hubo errores en Pa’l Norte? Como siempre pasa en un festival, pero qué hueva si todo resultara tan perfecto. Nos vemos a la siguiente.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM