Papa Roach, la cucaracha regresó a México

“Cimbrar un lugar, no sólo con la energía de tus integrantes de banda, sino con toda la euforia generada después de 9 años, de no haber venido a México, Jacoby Shaddix sabe lo que ocasionó en el José Cuervo Salón.”

Reseña: @alixx_core
Fotos:@the_nuel

Desde hace varios meses, el que hacía ruido para todos los fans de Papa Roach, era el festival Machaca Fest, en Monterrey, pero afortunadamente, para todos los que residen en el Distrito, surgió la fecha en el José Cuervo Salón.

A las 19:00 ya una fila llegaba hasta la otra esquina de Moliere, impacientes y desesperados los seguidores que llevaban más de 5 hrs. esperando la entrada, soportando el frío y una lluvia que generó euforia a los que ya se conglomeraban ahí; dieron luz verde al recinto, para empezar con Sid Wilson, ex miembro de la banda Slipknot, con tornamesa y drum bass, para calentar el ambiente.

Orgy banda de los Ángeles, antes de iniciar el show en el José, tanto baterista y guitarrista, salieron a dar stickers y tomarse fotos. Muy amenos y ante todo, con esa buena vibra, que caracteriza a pocos músicos que no se les sube la fama.

Tocando temas que prendieron en su totalidad a más de 3,000 en el José Cuervo Salón. Jay Gordon nos dio un espectáculo sin igual, y a cada rato, le invitaba a los presentes a gritar más y nos decía “I can fucking hear you”; algo de reconocer es que en su última canción, obviamente el cover de “Blue Monday”, bajó a cantar y se paseó por toda la plancha para estar de cerca con cada uno de los presentes.

El itinerario marcaba que a las 21:30 hrs, empezaría el espectáculo de Papa Roach, y en 10 minutos más de la hora prestablecida, comenzó con “Between angels and insects”, todos empujándose para poder llegar hasta la barda que separaba a Jacoby de todos nosotros. Nos incitaba a seguir coreando con él y como todo lead singer americano, sacando frases en español, que nos hacían delirar: -orale putos-.

Papa Roach es de esas bandas que tocan acerca de todo lo que realmente te importa como ser humano. Desde “Blood brothers”, “Forever” y “Engage”. Todo mundo pedía “La cucaracha” y muy complaciente, Jacoby hizo lo que le pedíamos.  Luego el coro de “Scars” en español, que hacía esa unión con los presentes.

Llegó el encore y remataron con “Dead cell” y la que todo mundo coreó con más intensidad “Last resort”. En definitiva un concierto que hizo que el viernes acabara como debía de ser. Rock en extremo, una o dos cervezas y la compañía de tus amigos que llevaban tiempo esperando la llegada nuevamente de estos señores de California.

Y ya nos lo prometieron, no nos harán esperar otros 9 años, así que esperamos que en meses o en pocos años, nos den la sorpresa.

Les dejamos unas fotos de ayer y sigan en el rock con VAGABUNDOS.MX.

Tengo que hacer esta pregunta: ¿alguien más pensó que estaba viendo a Incrediboy en el escenario?

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM