Paz y baile en los 30 años de la Maldita Vecindad en El Plaza Condesa

Texto: @the_nuel
Fotos: Yunuén Velazquez / OCESA

En el año de 1984 aún no había nacido su servidor, quizás muchos de ustedes amables lectores tampoco, lo que si es un hecho es que fue el año que vio nacer a una banda que cambiaría mucho el giro de la música hablando específicamente al rock en México, una grupo de amigos habitantes de lo que antes coloquialmente se conocía como “vecindades” formaron “La Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio”, nombre completo de la agrupación que después de separaciones, algunos integrantes fuera, algunas peleas, el pasado 17 de Septiembre festejaron sus 30 años en las paredes de El Plaza Condesa.

Personas de diversas edades, niños, abuelos, mujeres, pachucos y demás fueron testigos de que la música puede más que unos integrantes peleados, con música tocando de forma independiente en un escenario tratando de demostrar que aún sigue viva la banda, desde el pasado Vive Latino, habíamos visto una Maldita muy desunida, que conforme pasan los acordes al público se le olvida, perdiéndose en el “slam” y en los cantos. Los que ya hemos visto y conocemos a la banda, sabíamos que el buen “Solin” encabezaría el ritual, que todos los presentes siempre hemos sido unos “Pata de Perro”, que en algún momento terminaremos comiéndonos una pancita con “Los agachados”.

Un discurso talvés ya muy desgastado el que siempre nos expresa Roco, tocando temas de indocumentados con “Mojado”, haciéndonos imaginar esas ganas de ir recorriendo la ciudad en el “Cocodrilo”, así como el homenaje al Príncipe de la Canción, “Ya lo pasado”, y para sentirnos en esos toquines masivos de hace años, tener esa sensación de estar en “Un Gran Circo” y por que no? bailar como “El Tieso y la Negra”.

A esta gran fiesta nunca falta el buen “Don Palabras” y sentir nostalgia al derramar “Un poco de sangre”, como era de esperarse, en homenaje al grandioso Tin Tán se despiden del escenario con “Pachuco” haciendo bailar a todos los presentes.

Todos sabíamos que no podía terminar así, por lo que esperamos unos cuantos minutos para escuchar “Lamento” y “Tatuaje” canciones poco conocidas pero que el público agradeció que interpretarán, la despedida fue en un salón de baile con “Kumbala”.

Falta de comunicación entre los integrantes, lo que demuestra la mala relación que aún llevan, pero que al ritmo de los clásicos al público no le importo, así se festejaron los 30 años de La Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio, y para los que se lo perdieron, Roco anunció un show en Diciembre en el domo de cobre, así que estaremos disfrutando nuevamente a finales de año, mientras les compartimos algunas imágenes del show.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM