Peter Murphy oscureciendo la elegancia en el Teatro Metropólitan

Texto: @Futuroll
Fotos: Lulú Urdapilleta

Aunque la influencia sea exactamente la misma, existen periodos de Peter Murphy antes, durante y después de Bauhaus incluyendo la gran presentación en el festival Coachella del 2005 y la última producción Go Away White (2008). También Murphy es de esos músicos que no desaprovechan la oportunidad de venir a nuestro país cuando reciben invitaciones para presentar sus actuales giras en las que se mantienen dichas visitas.

Ahora, contemplando su edad, Peter Murphy es un personaje al que se le admira su trabajo en cada una de sus producciones en solitario; se mantienen con grandes complejidades, esas magníficas producciones que muchas veces pasan desapercibidas por las mentes melómanas.

En esta ocasión le toca a su actual álbum Lion (2014), abrir su carta de presentación en la Ciudad de México y en un foro aún más grande que en algunas de las visitas anteriores. El Teatro Metropólitan siempre le ha quedado ad hoc a este personaje que nunca pierde la oscura elegancia que se ha cargado desde que su madurez le llegó profesionalmente en los 90, así que su presentación pudo haber estado predecible, pero no se puede negar que por tantas veces que lo veamos en vivo, las expectativas nunca bajarán del tope en el que lo tenemos.

The New Division, provenientes de Los Ángeles, fue la banda encargada de abrir la noche y que ahora traen una nueva producción en sus manos titulada Together We Shine, del cual podemos rescatar muchos temas incluidos en esta presentación en el Metropólitan y que hasta ese momento, el recinto aún se apreciaba un poco vacío.

Después de ver entre el público a algunas celebridades del mundo gótico de esta ciudad, llegó el momento de recibir al gran maestro que muchos le ponen seudónimos incómodos incluso para él. Peter Murphy sale al escenario sin acompañantes aún y con el recinto con bastantes asientos vacíos para interpretar de primer plano la gran “Hang Up”, “Low Room”, la otra nueva “Low Tar Stars” y “Memory Go”.

Aquellos primeros amigos a los que se refería, eran sus músicos acompañantes, los cuales nunca dejaron de seguir las indicaciones de Peter cual maestro de ceremonias o director de orquesta. Siguieron temas fuera de Lion como “Peace To Each”, “Deep Ocean Vast Sea”, “Gaslit” y otras grandes nuevas como “Eliza”, “Holy Clown” y “A Strange Kind of Love”.

Llegó el momento de las versiones extendidas de temas de Bauhaus que volvieron locos a toda la audiencia. Comenzó con “Silent Hedges” y siguió “She’s In Parties” con melódica en mano y algunos minutos sobrepasando los siete de duración.

Para terminar esta gran noche, que llevaba alrededor de una hora, los últimos dos temas corrieron con  “Velocity Bird” y “The Prince & Old Lady Shade” y así se despidió del público no sin antes mostrar algunos pasos de baile. Con muchos gritos desde el público, esta figura regresó para interpretar lo que posiblemente fue el clímax de la noche; el clásico “Cuts You Up”, fue el primer tema de los cuales siguieron “Lion”, “Uneven & Brittle” y el clásico de David Bowie “Ziggy Stardust” que Bauhaus hizo éxito en 1981. Así terminó una noche más de este maestro en la Ciudad de México, sin sorpresas pero con grandes asombros de fieles seguidores.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM