Pink Martini en El Plaza: ¡Una Notte a CDMX!

Pink_Marini1

Por: Gabriela Estrada Espínola.
Fotos: Michelle Alegría

¡Qué noche la de Pink Martini en El Plaza! El viento parecía llevar hacia el recinto a todo tipo de espectadores, yendo desde los más jóvenes, hasta los más veteranos, sin contar los matices entre éstos. Un show variado y delicioso comenzando desde la gente que lo siguió.

El romanticismo, la sensualidad y una gran actitud por parte de la banda originaria de Portland, encendieron corazones, levantaron aplausos e invitaron al baile, a la sonrisa y a un sinfin de escalofríos alimentados por canciones como “Amado Mío” y ése “Quizás”, que a más de uno no le ha sacado suspiros con tinte de bolero mexicano.

Con “Talj Talj”, de la cantante libanesa Fairuz, la Navidad estuvo de vuelta en los corazones y en el ritmo con onda sesentera, donde la nieve, el amor y la felicidad retumbaron a través de la gran esencia de Storm Large, vocalista de Pink Martini. El juego de géneros musicales abundó durante la velada e “Ich Dich Liebe” nos llevó a lo german western en una combinación de inglés y alemán.

“Anna (El Negro Zumbón)” y “Yolanda” nos trajeron de vuelta al gran álbum Hang On A Little Tomato por allá del 2004, en medio de una fiesta multi instrumental en el escenario y paseando de aquí para allá en emociones que flotaban entre el venerable.

Otro juego divertido, en el que Timothy Nishimoto y Storm Large (vocales), se involucraron con el público, fue el que pusieron a la mesa con las canciones “Now You’re Gone” y “But Now I’m Back”, en las que la ruptura y el descuido amoroso desfilaron en escalas y acordes varios en los que Schubert, una Gloria Gaynor y el buen Ray Charles fueron homenajeados con un cierre a la rhythm and blues.

“U Plavu Zoru”, de origen croata, nos habló de un azul amanecer y de un adiós en un tren, en el lenguaje del piano, del violín y de la guitarra clásica; acto seguido la canción “Aşkin Bahardi” nos hizo bailar a son turco en gran contoneo de caderas.

Y por fin sonó “Let’s Never Stop Falling In Love”, enamorándonos una y otra vez, pero esta ocasión a la batuta en voz de China Forbes, seguida del grandioso piano de Thomas Lauderdale, acompañado de la gran versatilidad que caracteriza a la agrupación de Oregón.

Nos deleitamos también con “Hang On A Little Tomato”, “Aspettami”, “Zundoko-Bushi” ¡Una bomba de idiomas, del inglés al italiano, para terminar en chino!

¿Por qué no cerrar la noche con algo de samba con “Brasil” y una rica “Notte A Napoli”?

Pink Martini, durante su presentación en El Plaza, comprobó que la música no tiene edad.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM