¿Por Qué No Ir al Cervantino Antes de los 25?

Por: Arcano

Fue la inauguración del Cervantino y me acordé de todas las veces en las que me invitaron; recuerdo las veces que fui y también recuerdo en retrospectiva lo feas que fueron, en realidad. esas experiencias:

1. Ir a un evento magistral sólo para empedarte y hacerla según de bohemio.

2. Descubrir que no es como te dijeron y que los polis sí te están checando.

3. Descubrir que los eventos chidos se vendieron en preventa desde hace un buen.

4. Sentir que eres el único de tu grupo que realmente fue para ver la cultura.

5. La otra única persona que está de acuerdo contigo siempre lleva mota.

6. Sentirte como un hereje por no saberte “Cielito Lindo”.

7. Hartarse de que “Cielito Lindo” sea la única rola mexicana que se saben los extranjeros.

8. Eres moreno y resulta que no hay mesas, eres güero y el refreso está en 55 varos.

9. Perdiste a tus amigos y no traes las llaves de la habitación.

10. Todo lo relacionado con la necesidad de evacuar de forma, sólida, liquida o gaseosa.

11. Si tu amigo es gay, quieres saber en dónde hay ambiente y luego en Guanajuato.

12. Si es buga, a huevo quiere salir cuatro horas con la finalidad de ligarse una morras.

13. Si es vieja, estuvo de jeta por caminar todo el día, pero quiere salir a bailar en la noche.

14. Arrepentirte toda la vida de no llevar contigo un cilindro agua y bloqueador solar.

15. Sentir que lo mejor del Cervantino se pasa mientras tus amigos “deciden a donde ir”.

16. Que te recriminen toda la vida por haberte ido solo.

17. No ver mucho y preguntarte al regreso si realmente fue una gran experiencia de juventud.

Y no olviden, si quieren mantener sus brazos unidos a su cuerpo, no molesten, incomoden, estorben o vuelvan vulgares y banales los shows con sus malditos celulares… la próxima vez iré con mis papás.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM