Porque la playa nos llama: Festival Sayulita

FestivalSayulita.Fotos01

Texto: @alixx_core
Fotos: Conciertos Guadalajara

En definitiva el escaparnos por un momento de la gran urbe de la ciudad, amerita un buen descanso, pero también que estén en conjunto lo que más une al ser humano: música, el trago y una buena compañía.

La cuarta edición del festival Sayulita, englobaba todas éstas y nos daba el plus de tener a unos cuantos metros, la playa misma. Empezando sus actividades desde el 01 de febrero, se contempló el cine en sus modalidades de largometrajes, cortometrajes, stop motion, documentales y deporte que fueron proyectadas sin costo alguno en las distintas sedes del pueblo.

Al día siguiente, una merecida cena de Maridaje, a cargo de los mejores enólogos, destiladores y cerveceros de México, que hacían una experiencia única con la iluminación de  las estrellas cerca de la playa.

Para cerrar con broche de oro, lo que nos mantiene vivos a muchos de nosotros: la música y las nuevas propuestas. El 04 de febrero se dio el concierto de 6 bandas que nos mantuvieron con esa vibra imponente que se generaba con toda la gente foránea y la de Sayulita. El horario para abrir el concierto, fue desde las 14:00 hrs. Comenzando con Los Gatos Negros de Sayulita, una banda de Mexi-punk n´roll, literal: “es un Dr. Frankenstein que crea nuevos monstruos de partes del cuerpo de la historia musical”.

A continuación fue el turno de Burton, banda del estado de México, que poco a poco ha ido creciendo con los ideales que cada uno de los integrantes tiene. El apoyo que tienen estos 5 integrantes es excelso, desde los amigos, la novia, hasta la familia entera. Es impresionante que pensemos que es muy normal hacer una banda, pero que vayas viéndola crecer y que la emoción te llegue al verlos en escenario está poca madre. Creo perfectamente que una banda, aparte de traer ideas innovadoras, debe de tener siempre un plus, y Burton lo lleva a otro nivel con el performance de cada uno de sus músicos. Invito a seguirles el paso a estos chicos, porque se vienen cosas grandes para ellos; giras y nuevas canciones confirmadas por el mismo vocalista.

Llegó el turno de Sotomayor y no me queda más que decir que es: vanguardia pura. Una banda formada por los hermanos Raúl y Paulina Sotomayor. Un proyecto que te hace querer seguir escuchando, ya que combina la música dance con ritmos andinos, cumbia y afro que hacen una fusión espectacular, que en un recinto como el festival Sayulita, en definitiva fue una de las bandas que más se disfrutó.

Llegó la hora de Troker; Guadalajara se hizo presente con sonidos peligrosos y sublimes. Una mezcla de jazz, funk, dj, y hasta lo típico de su ciudad: el mariachi. Es una banda que tiene tal trayectoria, que han estado en el West Holts Stage por dos años consecutivos en el Festival de Glastonbury en Inglaterra. Una banda que en serio hay que tenerla en una playlist de “añadidos favoritos”.

Penúltima banda y por obviedad, el “punch” debía ser más -recio-: Nortec Collective presents: Bostich + Fussible. El hcho de fusionar la electrónica con la música popular del norte mexicano, han hecho que esta banda nos haga decir con mucho orgullo “arriba el norte”. La conexión con la gente fue espectacular, se me hace de lo más chingón que integrantes se bajen al escenario y toquen, mientras nosotros hacemos olas, para poder ver más de cerca.

Y llegó el turno de Café Tacvba; cabe mencionar que aun cuando se tardaron en salir y ya las mentadas de madre y chiflidos relucían, el ver a una banda que le ha metido el taconazo desde 1989, quedó absorbida en un grito al unísono cuando los integrantes con vestidos súper extravagantes pisaban al escenario. Mensajes muy “eco friendly’s” y esa buen vibra que caracterizan al buen “Zopilote”. Escuchando canciones con las que crecimos y oyendo por primera vez para algunos sus más recientes producciones.

Como en todo festival hay buenas y malas cosas y una cosa que no debe de pasar desapercibida: la cerveza. Mejorar la logísitca es lo que gritamos para la siguiente edición, ya que no hay mejor rock, que con un sorbo de cerveza, y era tan pésima la forma de distribución que conocí de casos (muy cercano a mí), que literal su concierto fue el ver el recorrido de sus pies, en una hilera kilométrica para obtener una cerveza.

Esperamos con ansias la siguiente edición, ya que es un festival que nos transmite una vibra impresionante y nos da propuestas que le dan al clavo para seguir innovando nuestros gustos musicales.

Aquí les dejamos unas fotos del Festival Sayulita.

FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM