Primera señal: miradas coquetas

Texto: @alixx_core

¿Cuántas veces no les ha pasado? que ven a alguien y les atrae tanto y definitivamente es mutuo o bueno eso supones, porque nunca se concluye el preguntarle algo más, porque es un extraño, porque es la primera vez y lo más seguro, la última vez que eso pase; esa mirada que sigue y sigue, hasta que uno de los dos, se pone rojo, da una pequeña risa o irrumpe con el “hola” si es que no está tan lejos de la persona.

Pues ayer me pasó y me dan ganas de poner un bendito letrero de donde vi a esa persona para que cuando vuelva a pasar, pueda llamarme porque, deh, no hubo más que esa linda, sensual y coqueta mirada.

Creo que al vivir en la era de la digitalización, en la tecnología a todo lo que da, no comprendemos que estamos tan metidos en nuestro mundo, que no nos percatamos de lo que pasa a nuestro alrededor y estúpidamente, agregamos a desconocidos en redes sociales, pero nos cuesta tanto trabajo entablar una conversación con un tipo que te gustó tanto.

Piensas muchas cosas, “mejor dejo de verlo, porque igual y me sigue”, “hazte la interesante”, pues… –no puedes hacerte la interesante en una situación así– después de vernos en intervalos de 40 segundos por unas 3 veces, decidí que casi a media noche, debía de dejar de coquetear con alguien y más ¡en el metro! pero tenía las características físicas que a mí me atraen, a la salida, me volteaba a ver, yo ya no lo hacía, es ver a una persona, como ves a miles en los 365 días de tu año. Siguió subiendo las escaleras, volteando a verme, se detuvo en la salida. Parecía que me seguía y ya no lo volví a ver, eso, señores, es una estupidez, no puedo decir que voy a encontrar al amor de mi vida en un transporte de la Ciudad de México, pero puede que una experiencia diferente sí y aparte de todo, ¡me gustaba demasiado! y no hice nada para que tuviera el valor de hablarme o yo, de acercarme a él.

Estamos llenos de tabúes, de miedos, de preguntas que a lo mejor, nunca van a tener respuestas; estamos llenos de complejos, de inseguridades, de no dar el primer paso porque la sociedad te puede ver de una manera diferente, de una manera que no te gusta. Bullshit, romper paradigmas. Prometo fervientemente que si lo veo de nuevo, le plantaré un beso sin importarme nada ni nadie.

Últimos


Noticias


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM