¿Qué tienen en común Korn, Blink 182, Deftones, Molotov y No Doubt?

Dickies evolucionó de una empresa de overoles a una marca de culto de ropa de trabajo. Adicionalmente, por su espíritu de autenticidad se adaptó a movimientos socioculturales que la cobijaron como uniforme no oficial.

Ya sean skaters o amantes del workwear, Dickies es capaz de protagonizar su expresión visual. De igual modo, la firma texana se presenta en el mundo de la música y por su versatilidad se infiltró en el gusto de varios géneros: en medio de los riffs de guitarra, la vibración de una cuerda de bajo y los frenéticos redobles de batería, están los rockeros usando prendas Dickies.

Gwen Stefani, ex vocalista de No Doubt, adoptó el estilo méxico-americano en los 90’s con la detonación del orgullo chicano: cejas delgadas, camisetas de tirantes y el pantalón 874®. En la misma década, cuando el grunge ya iba de salida, un género híbrido empezó a tomar fuerza: el nu-metal.

En México Dickies también repercutió, y las agrupaciones nacionales encarnaban la misma fuerza gráfica que sus homólogos estadounidenses. Claro ejemplo de ello es Molotov, quienes hace poco vistieron en uno de sus conciertos unplugged un conjunto de camisas de trabajo Dickies.

En contraste con la furia del nu-metal e influenciado por una cultura skater más relajada, grupos de happy-punk como Blink-182 o Sum 41 eran las invitadas de honor en fiestas de patinaje. La combinación bermudas Dickies, calcetas largas, piercing en los labios y gorras de marca skate fueron un boom a principios de los 2000.

Eres lo que vistes

La ropa es un denominador de identidad para los músicos. En la visión de estos renombrados rockeros, Dickies fue el medio para manifestar su personalidad y encontrar un sentido de pertenencia que se ligara con sus composiciones.

Más información de Dickies en los enlaces oficiales:

FACEBOOK | INSTAGRAM | TWITTER | WEB

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM