Un Viaje de Diez Años con Clap Your Hands Say Yeah en El Plaza Condesa

Fotos: Rodrigo Puente
Texto: Fernando Contreras

La idea de que alguna banda que lanzara un álbum debut impecable y con bastantes buenos comentarios, predecía que su segunda o tercera producción estarían muy por debajo de aquella y posteriormente el grupo se encontraría con dificultades para superarlo. Hace ocho años, Clap Your Hands Say Yeah eran el claro ejemplo de esto tras la salida de Some Loud Thunder (2007).

Con dos álbumes más que vieron la luz en el 2011 y 2014, además de cuatro integrantes que se alejaron poco a poco del proyecto, Alec Ounsworth y compañía realizaron la gira de celebración de su álbum debut Clap Your Hands Say Yeah (2005); diez años después de estar en casi todos los altares de las mejores publicaciones musicales.

La gira desde luego llegó a México después de no verlos pasear por acá en algunos años y su escenario elegido fue El Plaza Condesa, tan sólo después de encabezar aquel festival del 2006 junto a The Mars Volta y NOFX.

Con altavoz en mano, Alec Ounsworth dio inicio a la presentación no oficial de su debut homónimo con “Clap Your Hands!” y “Let The Cool Goddess Rust Away”; las dos primeras piezas del álbum. Resultó bastante predecible el set list, ya que fue tal cual el track list que conocemos del álbum, así que el primer clímax llegó con “Over And Over Again (Lost And Found)”.

A diferencia de los demás, yo no viajé tanto al pasado por más de una hora, ya que nunca había visto en vivo a Clap Your Hands Say Yeah y el aclamado álbum, que tocaban por completo, lo conocí dos años después de su lanzamiento. En ese 2007 apenas comenzaba a conocer a los Arctic Monkeys y a los iPods, ni siquiera había entrado a la adolescencia.

Con el mismo atuendo neo pandroso, hipster e indie de aquellos años, que incluía pantalones rotos y zapatos de gamuza, Ounsworth siguió con “Sunshine And Clouds (And Everything Proud)”, “Details Of The War”, “The Skin Of My Yellow Country Teeth” y otro gran boom, “Is This Love?”, un éxito que el bajista Matt Wong elevó al máximo esta noche.

No quedaba mucho tiempo para Clap Your Hands Say Yeah en el escenario; por lo menos eso predecíamos. Sólo faltaban tres conocidos temas y el resto que no muchos se sabían. Así que escuchamos y bailamos al máximo con “Heavy Metal”, “Blue Turning Gray”, “In This Home On Ice”, “Gimme Some Salt” y mi canción favorita, “Upon This Tidal Wave Of Young Blood”. ¿Era ésta la del commercial?

Al pensar que los $250 que pagaron, no valieron muchísimo la pena, nos adelantamos a un final inesperado que incluyó el Some Loud Thunder (2007), Hysterical (2011) y Only Run (2014). Entonces supusimos que apenas íbamos a la mitad del show. Siete canciones, incluido el encore, en donde escuchamos “Into Your Alien Arms”, “Some Loud Thunder”, “Coming Down”, la gente alterada con “Satan Said Dance”, “As Always” y “Adam’s Plane”.

Obviamente admiramos y disfrutamos más la primera mitad del show. La trayectoria que lleva Alec Ounsworth con Clap Your Hands Say Yeah ha sido demasiado arriesgada y sólo su debut cumplió con lo que muchos escuchas piden en las bandas. Es de esperarse que el talento que llevaba hace diez años junto al boom del fenómeno indie, los pusieran en el trampolín que todos los proyectos quisieran tener.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM