Regresiones con Dashboard Confessional

Dashboard-Confessional-ElPlazaCondesa-09

Fotos: Óscar Villanueva / OCESA
Texto: Alicia Guzman 

He de confesar que la semana pasada, fue más bipolar de lo normal: de entristecerme por la partida de Chris Cornell y ver, que todo aquel que es un máster en la música, termina quitándose la vida así sin más, a alegrarme como niña chiquita con juguete nuevo al ver a una de las bandas con que muchos teenagers de las 90 crecieron: Dashboard Confessional.

El sábado pasado en el Plaza Condesa, desde las 19 hrs. empezó la entrada al venue. He de reconocer que esperaba más audiencia, pero ese mismo fin de semana, se tenían en puerta varios festivales y conciertos, que evidentemente hacían una competencia. Eso no quito que se le diera a la banda gritos ensordecedores desde las 20:15 que empezó el concierto. Sin una banada telonera, los integrantes de Dashboard Confessional empezaron indicando que les daba una alegría el estar acá en México, y es que no es que lleven tanto tiempo ausentes, ya que el pasado CC16 estuvieron presentes, pero la vibra que da el público mexicano a un artista/banda, es simplemente indescriptible.

Empezando con “The Good Fight”, la audiencia y Dashboard Confessional, empezaron el primer tiempo del concierto cantando canciones de los álbumes The Swiss Romance, The Places You Have Come to Fear the Most, Mtv unplugged 2.0 y Dusk and summer.

Christopher Andres Carrabba, vocalista de la banda, se aventó después un solo con canciones súper llegadoras: The Places You Have Come To Fear The Most, Ghost of a Good Thing y The Swiss Romance.

Al regreso de la banda, comenzaron con el álbum del 2003 A Mark, A Mission, A Brand, A Star, “Carry This Picture” y neta sí se veía a varios dolidos por ahí, cantando a todo pulmón, canciones que ya tenían años en marcarnos. Pasaron con The Best Deceptions y otras cuantas del The Swiss Romance como Again I Go Unnoticed y Screaming Infidelities. Para cerrar con broche de oro, el soundtrack que estuvo presente en Spider-Man 2 Vindicated.

El público mexicano siempre pide más y después de varios “otra, otra”, la banda regresó para dar su acto final con Hands Down.

Un concierto conmovedor y con mucha energía. Un concierto que te da a ver a los verdaderos fans. Un concierto que te hace recordar momento con otras personas que a lo mejor ya no están, pero a la vez, te hace sentirte dichoso de poder haber crecido con una banda tan emblemática en los 2000, como Dashboard Confessional.

Aquí les dejamos la galería de fotos.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM