Reseña de Kaiser Chiefs en El Plaza Condesa

Reseña: @Futuroll Fotos: Yunuén Velazquez / OCESA

Posterior a la oleada de los 90 en donde el britpop reinaba en el mundo con bandas como Blur, The Stone Roses, Oasis o Pulp; agrupaciones como Kaiser Chiefs que aparecieron con su álbum debut en el 2005, han tomado parte de ese legado y ahora toman la batuta para encabezar principales festivales sobre todo en el Reino Unido y llegar a países como México con un nombre de gran banda.

Después de su visita hace casi dos años a la Ciudad de México, Kaiser Chiefs regresan principalmente a presentar su quinto álbum de estudio titulado Education, Education, Education & War. El Plaza Condesa, un lugar ideal para su poderoso concierto que llegó casi al sold out, recibió por más de una hora a la banda que con un cambio de alineación, ofrecieron un show que sin duda es y será de los mejores en este año.

Para comenzar la noche, en punto de las 9:00 pm, Ricky Wilson y compañía salieron al escenario para tocar “Tha Factory Gates” seguido de “Everything Is Average Nowadays”, “Everyday I Love You Less and Less” y “Little Shocks” para arrancar.

Tomando escobas para limpiar, brincando de un lado a otro, teniendo un ligero contacto con el público y gritando para levantar las manos, Ricky no paró de demostrar esa energía que aumentó de principio a fin cada vez con más confianza en los asistentes mexicanos y uno que otro extranjero. Seguían “Bows & Arrows”, “Modern Way”, “Coming Home”, “You Can Have It All”, “Never Miss A Beat” y “Ruffians On Parade” que aunque en su mayoría eran canciones nuevas , no paramos de cantar y brincar contagiándonos de esa energía que nos transmitían casi todos los integrantes de la banda.

Después de escuchar lo nuevo, llegó el momento de arrancar los clásicos de la banda como “I Predict A Riot”“Ruby” y “The Angry Mob” y así calentar demasiado el recinto y sacarle risas a Ricky Wilson con una bandera mexicana que abrió para darle la entrada al clásico encore bastante penoso y flojo.

Al regreso y para terminar, sonaron “Cannons” y “Oh My God”. Un show corto pero con un set suficiente para darle las gracias por su regreso a una de las bandas más icónicas del resurgimiento del britpop en el mundo después de verlos en el José Cuervo Salón en 2012 y en su brillante presentación de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 interpretando “Pinball Wizard” de The Who. El de El Plaza Condesa fue un concierto bastante íntimo considerando que esta banda resulta muy efectiva en conciertos de estadio o grandes festivales, esperamos lo consideren para su regreso a uno mexicano.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM