Reseña del Bailongo en el Salón Los Angeles

Existen lugares dentro de la ciudad con historia propia, llenos de tradición, lugares que se ganaron una fama por que sus eventos que se realizaban dejaban marcados a todo aquel que se atrevería a cruzar sus puertas, noches inolvidables que lo hacen una leyenda, el salón “Los Ángeles” es uno de esos casos, las noches de danzón interminable que por más de 7 décadas han acompañado al lugar clavado en el corazón de Tlatelolco lo han hecho un lugar con leyenda propia, y claro se ha ganado y mantenido ese lema que dice “quien no conoce el Salón Los Ángeles, no conoce México”

La noche comenzó con Los Master Plus, quienes dieron muestra de su talento musical y pusieron a bailar a quien estuviera ahí, en seguida se hicieron presentes Los Tropikal Forever con ritmo tropical y entre pulseras fluorescentes, guitarras inflables, pelotas botando de un lado a otro, micrófonos inflables, haciendo esos covers de los 80´s con su inugualable estilo, “no hay luz”, “su chambelán”, “los ovnis”,”Lo menea” y claro “maclovia” hicieron que todos inclusive aquellos jóvenes y no tan jóvenes que acudían al salón solo por el hecho de ir a bailar y no conocer a los grupos se pusieran a romper los tacones y las suelas del zapato.

Era el turno de las torna-mesas y los sonidos de DJs, el primero en subir al escenario fue El Hijo de La Cumbia quien nos puso a bailar con  “cumbia reggae”, quien le bajo un poco el ritmo que nos habían dejado los Tropikal , el siguiente en salir fue Camilo Lara a quien  las cosas no le fueron tan bien por que fallas técnicas en el audio retrasaron su presentación en casi 50 minutos muy largos, un pequeño sector del público empezó la rechifla,  entre tanto sonaban de fondo cumbias  ya conocidas “si en una rosa estas tu, si en cada respirar estas tu, como te voy a olvidar” al final Camilo cumplió con lo que se esperaba y ya lo mejor de la noche se veía venir. Llegó el turno de  Toy Selectah el dj de control machete que sin duda siente y sabe el significado de un “bailongo” un set muy atinado a la ocasión, el respeto por el barrio y ese sonido característico de la cumbia dejaron preparado el escenario para el Rebelde del acordeón.

Celso Piña y su ronda Bogotá, los mas esperados de la noche, el que ha colaborado con café Tacuba, Lila Downs , El gran Silencio, Control Machete, el que hizo posible que ese sonido “de barrio” traspasara fronteras y llegará a oídos mas “sofisticados y alternativos” al combinar la cumbia colombiana con hip-hop, Reggae, ska, y más sonidos de la “banda” teniendo el toque inconfundible de su querido Monterrey.

Nos encontrábamos bailando “Macondo”, “Cumbia Sobre el río”, “La Cumbia de la Paz” , “Aunque no sea conmigo”, “Los Caminos de la vida” y nos dio mucho gusto ver que personas de diferentes generaciones disfrutaban, bailaban y gozaban por igual del  ritmo del acordeón, los problemas y demás preocupaciones no tenían lugar en el Salón Los Ángeles donde todo fue una enorme fiesta.

La noche del bailongo cumplió con lo que anunciaba, y el salón los Ángeles reafirmaba ese lema tan famoso y qué es cierto, si no conoces los Ángeles no conoces México.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM