Reseña: Dinosaur Jr. + Hawaiian Gremlins en el Converse Rubber Tracks Live

Texto: Fernando Contreras
Fotos:  Gus Morainslie

La tercera edición del Converse Rubber Tracks Live en México llegó de nueva cuenta y muchos aseguraban que sería el mejor hasta ahora. Cada quien podrá asegurar lo que quiera, pero no podrán negar que las dos bandas que encabezaron los conciertos fueron de las más esperadas en nuestro país en los últimos años. Dinosaur Jr. llevó el primer concierto a cargo junto a una banda mexicana que ya es garantía en cualquiera de los conciertos que abren o en cuaquiera de los festivales en donde los incluyen; Hawaiian Gremlins.

Antes de entrar a El Plaza Condesa, dos de los Hawaiian Gremlins se paseaban afuera con sus invitados y amigos a pocos minutos de tocar en el escenario. Aún no eran las 9:00 p.m. y ya se escuchaba ruido, así que decidí entrar y la gente se encontraba un poco indiferente al no conocer a la banda, sin generalizar. Con cerca de 40 minutos de set, Hawaiian Gremlins tocaron temas como “Bright Lights”, “Give It Up”, “Mogwai Love” y un cover a The Stone Roses, “I Wanna Be Adored”.

Después de las 10:00 p.m., la cabellera blanca de J. Mascis (guitarra y voz), Lou Barlow (bajo y voz) y Murph (batería), salieron al escenario diciendo “Hola” en la voz de Mascis para comenzar su set con algo de malas alteraciones en el sonido. “Forget The Swan” fue el primer tema de la noche e incluso uno de los mejores, dejando de lado lo mal que se escuchaba para dar paso a “Thumb”“No Bones”, “In A Jar” y “Back To Your Heart”.

Ésta fue la segunda visita de la agrupación de Massachusetts a México después del Corona Capital 2013. Aunque muchos esperaban un corto set, había otros que no dudaron en que tendrían que mantener una emoción constante frente a una de sus bandas favoritas, durara lo que durara. La audiencia estaba dividida; vi chicos tomando y platicando durante toda la noche sin pelar a Dinosaur Jr., señores borrachos de más de 50 años tratando de ligar, melómanos que no cantaban pero disfrutaban del concierto y por supuesto fans y seguidores con cabello largo que brincaban  y cantaban a más no poder.

“Watch The Corners”, “Pieces”, “Out There”, un clímax sentimental con “Feel The Pain” y “Little Fury Things”, siguieron y llegamos a la mitad del show. Para este entonces, el sonido parecía haber sufrido cambios sin distorsión y los tres integrantes de Dinosaur Jr. ya no se escuchaban tan cansados.

Antes de que la banda se metiera para recibirlos en el encore, se escucharon “Start Choppin”, “Training Ground”, “Freak Scene”, “Kracked” y “Sludgefeast”. Dentro de estos cinco temas, el público ya se sentía dentro del concierto, ya no era una banda equis tocando en El Plaza, si no aquella agrupación de indie rock y noise rock que rompía tímpanos en los 90. Podemos decir que ya estabamos contentos.

A su regreso tocaron un gran éxito poco valorado, “Budge” y tras esta canción, un cover a The Cure distorisionado al estilo de la banda, “Just Like Heaven”. ¿Fue corta su presentación? Tal vez, pero terminamos bien y satisfechos, no sólo por que vimos a una banda de culto que hacía falta ver en solitario, si no por que fue gratis.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM