Reseña y Fotos de Triángulo De Amor Bizarro en Caradura

Texto: @Futuroll
Fotos: @mgxfotografia

Sábado 30 de Noviembre.
23:35 hrs.

Aún no se abrían las cortinas del stage del Bar Caradura, cuando ya se empezaban a escuchar los guitarrazos de la banda Gallega. Los asistentes se aglutinaban en el centro de la pista para poder ver lo más cerca posible al cuarteto.

Muchísimas decepciones antes de su presentación de esa noche; primero la cancelación del concierto de My Bloody Valentine del cual serían teloneros, después la espera de confirmar sus dos fechas en la Ciudad de México, que incluyó una en el Dobermann Aragón. Por último dos horas y media de retraso al horario establecido por los organizadores. En fin, todo ésto se fue a la basura después de escuchar una hora de magníficas canciones que tal vez esperamos mucho, aunque a los originarios de Galicia les gusta mucho venir.

Suena “La Malicia De Las Especies Protegidas” y no es posible dejar de pensar si nuestros oídos saldrían sanos de ese lugar. Una que otra falla técnica, comenzando con el mal funcionamiento de Zippo en el teclado. -¿Estás triste por eso?- le decía Isabel, pero los aplausos le daban ánimos para que éstos siguieran con el set.

Siguieron “Estrellas Místicas”, “El Himno De La Bala”, “Clara”“Ellas Se Burlaron De Mi Magia” y demás canciones del nuevo álbum que retumbaron nuestras cabezas haciendo que muchos la sacudieran cual muñecos cabezones en el automóvil sobre un camino rocoso.

Rafael nos transmitía su dolor sobre la ejecución en la batería haciéndonos recuperar las ganas canción tras canción a la hora de bailar y brincar.

Rodrigo e Isabel, las voces al frente de la banda, no solían hablar mucho con el público, aún así sonaban “El Fantasma De La Transición”, “Amigos Del Género Humano” y “De La Monarquía A La Criptocracia” (la más cantada y coreada por el público), donde el sudor y el agotamiento se manifestaban en los cuerpos de todo el mundo.

¡A lo que vinieron! –Gracias por venir, ésta es la última-. Sonaba la última larga canción para terminar de destrozarnos los oídos y salir mareado de ahí. Se cierran las cortinas y adiós.

Un buenísimo nuevo álbum que va por buen camino, una visita corta por la ciudad con conciertos de no más de una hora; es poco, pero suficiente para hacernos sentir lo que una verdadera banda independiente quiere transmitir. Ellos son muy sencillos y superiores a algunos otras bandas y tal vez los fans hubiéramos querido o pedido más, pero en realidad no funcionaría. Las agrupaciones de su tipo son así; improvisadores, sorpresivos, ruidosos, entra otra cosas. Una banda que siempre recibirá muy bien la ciudad haciéndolos sentir como nativos. Así siempre ha sido, ¿será que hablan Español?

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM