Robert Plant levantando su creatividad en el Vive Latino #VGMXVL15

Texto: Fernando Contreras
Fotos: OCESA

Hace poco me puse a pensar o a imaginarme lo que en realidad estaba pasando por la cabeza de Robert Plant, su Sensational Space Shifters al rededor del mundo y lo que provocaría su llegada a México para la presentación de su décimo álbum, fuera de Led Zeppelin, Lullaby And… The Ceaseless Roar (2014). La conclusión es clara; el alma de aquella agrupación legendaria del rock vendría a nuestro país en manos de su máxima figura representativa y no había una opción más efectiva que incluirlo en un festival grande.

La pequeña tradición de agregar a un acto en alguno de los primeros días del Vive Latino, antes de que llegue a Lollapalooza Chile, se repitió una vez más ahora con The Specials, Interpol y Robert Plant & The Sensational Space Shifters. Aunque toda esta polémica se las contaremos en otra nota; la visita del legendario músico, originario de Staffordshire, le voló la cabeza a más de uno, considerando que no muchos eran fans y fieles seguidores.

Este Vive Latino, con expectativa de muchísima lluvia, sólo llegó a ser el más frío de toda la historia y la pequeña brisa antes del show de Robert Plant nos espantó. Gracias a la naturaleza, el tiempo no se volvió tan loco y con un poco de retraso, Liam “Skin” Tyson, Justin Adams, John Baggot, Billy Fuller, Dave Smith y Julden Camara salieron al escenario para tocar los primeros acordes de “Babe, I’m Gonna Leave You”.

Robert Plant salió después de un pequeño desahogo y el Foro Sol comenzó a vibrar de nuevo comenzando a aceptar que aquella presentación no sería del todo para escuchar la gran carrera del cantante en solitario.

“Spoonful” de Howlin’ Wolf sonó y después, en la voz de Plant, se escuchó la advertencia de la llegada del “perro negro”. Así es, “Black Dog”, acompañada de las no atiborradas ganas de cantar y gritar que se sintieron desde el público, le dio paso a seguir con “Going To California” junto a “Rainbow” y “Little Maggie”, los nuevos temas salidos exclusivamente de la cabeza de Plant y su Lullaby And… The Ceaseless Roar.

El set fue curado con especial interés en no mostrar lo que puede hacer Robert Plant y su banda de compañía fuera de Led Zeppelin. ¿Fue el acto más esperado? Sí. Pero, ¿En realidad es necesario no tocar ni cantar los propios temas que, sobre el escenario, se han visto de manera magnífica en otras partes del mundo? No culpo a lo que se vende más; al final, los músicos semi retirados, es lo que buscan. Pero también es verdad que Robert Plant, sin temas inmortales de Led Zeppelin, puede llegar a todos los festivales con su nombre en letras grandes sin problemas.

Los Sensational Space Shifters siguieron con su acto al lado de Plant e intepretaron “What Is And What Should Never Be” y un largo espacio para dos temas enlazados; “Whole Lotta Love” y “Who Do You Love”. Después de un engañoso retiro, escuchamos “Rock And Roll” y al terminar, todo regresó a la normalidad.

Al final no sólo vimos a Robert Plant, vimos a un experimental Led Zeppelin que supongo ya todos lo esperaban, pero que por lo menos a mí, no me dejó satisfecho al cien por ciento. Aún así, vimos y no superaremos en mucho tiempo a esa leyenda que cerró el primer día de actividades, aunque tampoco le prendan la vela, esperamos mucho más de él en el futuro.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM