Rock, Baile y Sudor en el Tara Condesa y Cine Espacio 24 durante el Festival Marvin

Fotos: @vagabundosmx
Texto: @mgxfotografia

Desde la 1 de la tarde ya veíamos a gente con “pulserita” del festival, caminando por algunas de las calles del circuito Roma-Condesa, listos para lo que sería todo un maratón ya que muchos tendrían que correr si querían ver a los diversos artistas que se presentaban en los 8 distintos foros que albergó el Marvin.

Para sorpresa de muchos solo el Parque España y el Cine Espacio 24, fueron de los pocos que comenzaron a tiempo, ya que otros foros se tardaron hasta de 2 horas. Pero sin duda Apolo, inauguró con mucha energía el Cine Espacio 24, el cual apenas comenzaba a llenarse. La música, la interacción entre el público, hizo que los oriundos de Chihuaha, dejaran un gran sabor de boca para los espectadores que los  acompañaron durante su presentación.

Con una toda una actitud playera, los Hawaiian Gremlins, pusieron a corerar a sus seguidores además de dar un show completamente distinto al ser acompañados de una batería. En el Marvin todo fue una mezcla de géneros y después de los Hawaiian Gremlins, llegó todo el punk psicodélico de Go!zilla, una banda italiana que hizo mover cabezas y sorprender a muchos, a pesar de algunas fallas técnicas suscitadas durante el show.

Regresando a algo más tranquilo y menos “locochon” como lo que no dio Go!zilla, Los Blenders, pusieron a todos a bailar al ritmo de la mezcolanza que traen entre surf, rock, pop. Algo así como una montaña rusa, fue lo que se vivió en este escenario que nos llevaba por ritmos más tranquilos a los más fuertes, después de Los Blenders, se presentaron Las Pipas de La Paz.

Para casi finalizar se presentó Dreamers, una dueto estadounidense que presentó al publicó mexicano una mezcla de punk y electro, quienes dieron un pequeño show para darle paso a la energía de la banda de punk De Nalgas, quienes armaron en ocasiones un buen slam, durante sus interpretaciones.

Casi 1 hora y media de retraso, se abrieron las puertas del Tara Roma, donde alguno ritmos más bailables del festival se darían cita, gracias al line up que tenía, para comenzar con estos ritmos tuvimos el DJ Alan Rosales, oriundo de la Iztapalapa, quien se encargó que a través del tribal la gente que se encontraba en la terraza se pusiera a bailar.

Apenas Alan Rosales, se bajaba de la tarima cuando ya se estaba acomodando todo  para la presentación del dúo México-Argentino, Frikstailers, quienes con sus mezclas de funk, cumbia, rap, electro y más pusieron a sudar y a bailar a sus espectadores. Entre los espectadores pudimos ver bailando a Los Ghetto Kids, Boogat y Alan Rosales.

Con algo más en la onda dancehall, tropical, carnavalesca, pudimos escuchar al canadiense Poirier, quien continuo con la misión de sus antecesores, poner a bailar y a sudar al público. Entre amigos le llegó el turno de Boogat, el cual acaba de sacar su más reciente álbum “El Dorado Sunset”, disco donde Poirier fue co-productor. El rapero, puso a bailar y a corear sus rimas a los espectadores. Después se presentó King Louie. Finalmente tuvimos a los Ghetto Kids, quienes entre la cumbia, la batería y el toque de las mezcladoras cerraron con broche de oro este escenario gracias a la fiesta que  armaron dejando agotados a sus espectadores.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM