Rogue One: A la Fuerza le Faltó

Spoilers: Arcano

OK, ya es mucha la especulación y memes, incluso sospecho de una estrategia de publicidad digital que crea una raíz “orgánica” falsa para que los verdaderos usuarios la compartan y generen curiosidad y expectación en otros. Me refiero a Rogue One.

Lo muy bueno.

Ver a Darth Vader. Aparece como 10 minutos a lo mucho pero, después de todas estas décadas, el villano sigue como recién salido de fábrica, es espeluznante, avasallador; se sabe cuando saca su sable de luz y que todos los demás personajes en el mismo cuadro van a morir. No hay muchos villanos que tengan la presencia tan electrizante y monstruosa de este ser.

Lo que agradecemos.

Para todos aquellos que vieron cómo Luke Skywalker destruye la estrella de la muerte y estuvieron años y años quejándose en foros de cómo es posible que semejante arma devastadora de mundos podía ser destruida de esa manera tan conveniente, les decimos que Rogue One es el parche que por fin remienda ese horrible agujero en el guion y apenas se nota la costura.

Lo “X”.

No vale la pena verla en ningún otro formato que no sea el 2D; después de los primeros 15 minutos, los siguientes 35 minutos salen sobrando horriblemente, no trascienden en nada, aburren y quitan la inspiración, se ruega por que ya comiencen las escaramuzas, las cuales son lo esperado y además abusa de cameos que nada que ver, menos el del final, el cual es una joya y no es nuestro villano.

Lo malo.

La palabra correcta es desarticulado, es uno de los guiones más flojos y poco direccionados del año, la relación entre nuestra heroína y su padre le pudieron sacar más jugo. A los personajes secundarios también, fue como ver la caída del halcón negro deslactosado, esta necesidad de hacer digerible la cinta para públicos más jóvenes hizo que el destino catastrófico de los hechos careciera de sentido, si no vas mostrar la guerra bien, aún en el espacio, entonces haz otra cosa con tus personajes.

Ushh.

Sí, tengo que desbaratar a Diego Luna y no es su culpa, el guión no da coherencia de sus motivos o de sus traumas, hubieran usado 10 minutos de los 35 desperdiciados en darle más forma a su personaje, además, un pecado sin perdón, no le hicieron nada más que vestirlo, ni una cicatriz, un algo en el cabello, es el mismo charolastra de siempre, la producción no le hizo nada distintivo. ¿De qué sirve que se esfuerce y haga un buen trabajo si la producción no lo hace un personaje visualmente entrañable?. Y no está dos minutos en pantalla, si es importante.

FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM