Rutas Mortales: El Camino del Ferrocarril

Texto: @THEBLACKARCANOV
Fotos: @the_nuel

Un amigo y un servidor andábamos en nuestras biclas por la avenida México –Tacuba   cuando pasamos por las vías del tren justo a lado del antiguo colegio militar, y nos percatamos que ahí iniciaba un ciclo vía. En un arranque de infantil y emocionante espíritu aventurero decidimos emprender esta ruta, sin saber a donde iríamos a parar.

Nos encontramos con un verdadero reto para el ciclista urbano común. Perfecto para quien no tiene los medios ni la bicicleta para irse a la montaña o a la carretera, pero que desea una buena dosis de adrenalina, lejos del cliché del corredor reforma-roma-condesa.

Decidimos llamarlo el Camino del Ferrocarril ya que gran parte de esta ruta sigue las vías del antiguo ferrocarril de Cuernavaca. Un camino con empinados puentes, cruces suicidas y una panorámica de los amplios paisajes y diferencias que existen en  nuestra ciudad.

Las recomendaciones principales para este recorrido, son las siguientes:

Considerando el metro Popotla como el inicio, todo el camino es cuesta arriba, no cuenta con ningún, taller mecánico,  bikestore o gasolinera, y solo hay dos tiendas de conveniencia roja, una en marina nacional y otra poco antes del puente de la glorieta de petróleos.

El mejor horario para recorrerlo es casi exclusivamente los fines de semana en horas diurnas, en cualquier otro caso el avance se ve imposibilitado de rio san Joaquín en adelante por la gran cantidad de Godínez que circulan por ahí.

No se recomiendan los paseos en solitario ni en la noche; la ruta no cuenta con suficiente iluminación, cruza por zonas de  barrancos y tiene amplias secciones de camino solitario a través de colonias de  fama inquietante, en especial, por el muro de la cervecera.

La ruta cuenta con tres puentes  (Horacio,  Fuente de Petróleos y  Alencastre) con todas las  características peligrosas e imaginables; inclinaciones dementes, desembocaduras suicidas, e incluso el puente de petróleos tiene dos entradas para escaleras en medio del paso.

Prácticamente no existe ningún semáforo que apoye al ciclista (ni al peatón, ni a nadie) para cruzar las avenidas. Hay que tener especial cuidado con los cruces de rio san joaquin , monte pelvoux y periférico  (en este mas de una persona ya ha fallecido).

¿Qué es lo bonito de esta ruta? Todo lo demás, descúbranlo por ustedes mismos, aquí les compartimos una galería fotos que tomamos al recorrerla.

 

 

Últimos


Noticias


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM