Smashing Pumpkins en la Arena Ciudad de México

Texto por : @Idzi_Bluecat 
Foto: Cortesía Arena Ciudad de México

El regreso de los Smashing Pumpkins no emocionó a los fans cuando fue anunciada una segunda gira mundial con su nuevo disco “Oceania” <con pronunciación Oshéania>, una nueva alineación y la necedad de Corgan por engrandecer su ego anunciando “El mejor disco compuesto por él” desanimó a los fans a seguirlos en esta cruzada; pero eso no detuvo al señor Corgan y a la nueva alineación a aventurarse una vez más en ésta gira.

El espectáculo visual, preparado por Sean Evans quien también colaboró junto a Roger Waters con los efectos especiales de la gira “The Wall,” es impresionante, teniendo una temática de la conversión del universo materializado en animales, mándalas, las características fotos en blanco y negro recordándonos la época Adore y Machina e impresionantes cambios de figuras, tortugas, pulpos, árboles, ojos, nos dejaron impresionados.

El panzón del Billy Corgan (así es pues su entallada playera daba a notar sus lindas curvas y una que otra vez se le veía la panza al alzarsele) cometió un gran error al tocar “Oceania” completamente, aún siendo éste un excelente album, se notó el disgusto de los presentes al no dejar escuchar más canciones aunque no fueran tan populares como del Teargarden o Zeitgeist dentro de este set, hubieramos agradecido más variedad, no sólo de los éxitos sino de las más de 300 canciones que tienen los Smashing Pumpkins en su repertorio.

La noche se compensó en el segundo set, dándonos la energia que esperamos desde un inicio, cuando los éxitos comenzaron a salir. X.Y.U y Disarm fueron las dos grandes canciones de apertura hasta que Corgan salió acompañado sólo de su guitarra y voz a tocar Tonight Reprise… ahí fue cuando cambió el ánimo de la noche, el video se desplegaba en la gran esfera y los Smashing derrochaban energia entrando con Tonight Tonight, lo imposible era posible esa noche, seguido de Bullet With Butterfly Wings y una versión lenta de Stand Inside Your Love.

Después de tanta emoción, los Smashing presentaron el lanzamiento de Black Sunshine introducido por la canción Gossamer dándonos una maravillosa sorpresa al terminar, pues los acordes de Mayonaise se hicieron notar. Seguido del Encore, la nostalgia llegó con Thirty-Three, 1979 y Ava Adore, las cuales, enloquecieron al público entero y recordaron que los Smashing Pumpkins no estaban muertos, sólo han evolucionado.

Un cierre espectacular con Cherub Rock que nos deja un buen sabor de boca y alegria extrema, aún siendo Zero y Today las grandes faltantes de la noche, rumores dicen que estaban contemplados en el encore original pero que no fueron tocadas por falta de tiempo.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM