Sonido Gallo Negro: dando switch a la bailada

Reseña por: @GabaMaiden
Fotos: @mgxfotografia

Fin de semana, viernes 11 de abril: ¡comenzó la juerga y el zapatazo! y ¿qué mejor que darle paso al desenfreno y sus buenos tallones a la pista de baile?

Después de una larga fila afuera de El Imperial, impacientes como los demás asistentes, nos preparamos para enlistarnos lo más adelante posible del breve y elegante escenario del lugar. Entramos como se debe ¡bailando!

Admiramos el gran y reluciente candelabro de cristal que caracteriza al aterciopelado bar, alumbrados por la acústica previa a la banda para cenar esa noche: Sonido Gallo Negro.

La fiesta no se quedó en promesa y desde el primer contacto de las palmas en cada timbal, güiro, pulsaciones a la guitarra y esa fusión garage de esta cumbianchera agrupación proveniente de Aragón, nos preparamos para no parar, hasta que un calambre impidiese mover nuestras la caderas , agitar los brazos y sentirnos en la playa o en Coyoacán en su buenos tiempos de zandunga en la plaza.

El sonido amazónico invadió cuerpos y como dioses, todos los asistentes se rindieron tributo, al son de sangre latina y fusión de géneros.

El ritmo fue electrizante y orillador al olvido de la mala vibra y de la cotidianidad sin sentido. Repentinamente, del desfogue pasamos a una pista llena de sensualidad a través de un baile lento, que entre palmeras imaginarias, fue llevando no a pocos a los brazos de sus amantes correspondientes, a generar también nuevos lazos y a recordar que la vida es una y ¡chico, zapatéyele, que se acaba!

Cuando menos lo pensamos, ya estábamos al son de “Bocanegra”, previo al guarachazo  animado por el pedaleo, ése fuzz  que da actitud y personalidad a la onda de  Sonido Gallo Negro y ese toque organozo que nos lleva a Perú cumbianchando con actitud afro.

VagabundosMX, aquellos que no hayan presenciado una fiesta con Sonido Gallo Negro ¡se están perdiendo de esa cumbia sonidera, que levanta muertos y exorciza almas en desgracia!

Experimenten del  estilo south american garage con onda setentera, de su “detalle en puerta” y ¡bailen sin cesar!

 

 

 

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM