La Gusana Ciega

La Gusana Ciega surge de los vestigios del “new wave” a finales de los ochentas, como un trío de adolescentes en busca de un sonido personal. Se mantienen en la oscuridad explorando y puliendo lo que sería su primer disco y con el que se darían a conocer: Merlina (1996). A lo largo de estos años fueron haciéndose de un grupo de seguidores que iban desde jóvenes incomprendidos de la clase alta hasta la crema y nata de la banda rocanrolera.