Terminator: ¡I’ll Not Be Back!

Por: Héctor Ramírez

La neta yo era un morro (bien morro) cuando vi el primer Terminator, en aquel entonces fue genial, es decir, no mames, un wey viajó en el tiempo (pa’tras a los 80) para salvar a una wera, que porque quesque ella iba a parir un morrito que sería un chingonsísimo cabrón que estaría a punto de salvar a la humanidad, claro, las cosas no iban a ser tan fáciles; Kyle Reese, que viajó a los 80 para salvar a Sarah Connor, tendría que competir contra Arnold Schwarzenegger para ver quién se la echaba primero, sí, en los dos sentidos.

Bueno, en aquel entonces, ni el propio James Cameron sabía hasta donde madres llegaría esa aventura pre-apocalíptica. De forma general, todos sabemos que tuvo una secuela llamada Terminator: El Día Del Juicio Final, no mames, que título tan largo, eso fue justo lo que pensé después de darme cuenta que no sabía ni lo que significaba toda la oración del título, ¡Ja Ja Ja! En fin, entré a la sala, vi la película y como esperaba el resto del mundo y yo, nunca hubo nada parecido a un juicio de esos tipo La Ley Y El Orden, por el contrario, había un morrito que ya hackeaba cajeros automáticos y que tenía un Terminator a su disposición

¡Ah! Lo que me sacó un pedo en aquel entonces fue ver a un wey más malo que el malo, es decir, el Terminator de Mercurio (como se le hace referencia), no mames, fue putamente épico, claro, mi papá no le entendió y la verdad yo tampoco entendí mucho, sólo sabía que era un chingonería.

Como todo buen niño, tenía un sexto sentido que me decía que esto era la cosa más verga del mundo. Claro, no tardaron los productores en darse cuenta que yo estaba en lo correcto respecto a Terminator: El Día Del Juicio Final y fue entonces cuando alguien compró los derechos de Terminator a James Cameron.

Los años pasaron para mí y dejé de ser niño para empezar a ver mi mano con cierto amor cuando me enteré de que habría una tercera parte, me dije; “¡No mames mi vida va a tener sentido de nuevo!”. John Connor también creció o sea, ¿Cómo chingados alguien de 56 años se va a ver como Terminator? Pos no sé cómo, pero lo hicieron, sí, lo metieron al GYM y si supongo que hay mucho Photoshop en la peli.

Finalmente llegó la fecha del estreno, ahí estaba yo con mis pantalones de mezclilla negros, mis botas negras, mi chamarra negra, mis gafas oscuras llegando a Plaza Universidad en mi bici negra, ojalá hubiera sido una moto. Entré a la sala y entonces entendí el título de la peli anterior, me dije; “Todo en lo que yo creía se ha desvanecido como lágrimas en la lluvia”. El día del juicio llegó y no sólo hizo mierda todo en lo que yo creía sino también a mí.

Después de unos años vagando en la decepción y melancolía del cine, fui conociendo grandes pelis y grandes directores, también algunas terribles que hablaban de mi depresión, por mucho tiempo, El Eterno Resplandor De Una Mente Sin Recuerdos me hacía anhelar hacer lo mismo con mis recuerdos de la franquicia, en fin, atravesé por todos los géneros, estilos y nacionalidades del cine, recuerdo bien que un día un hombre llamado Christian Bale se atravesó en la franquicia de Batman dirigida por Nolan, (esa historia ya todos la sabemos); este tipo, que había interpretado a un sicópata en otra película (debí tomarlo como una señal), sería el próximo John Connor, algo en mi estúpido corazón se removió y volví a sentir como hacía años no lo hacía, algo así como cuando te encuentras a tu ex que fue una culera y te la quieres coger de nuevo para después confundir eso con amor. Me sucedió lo mismo, fui decepcionado por esa perra (la película).

En fin, nada ha vuelto a ser lo mismo nunca, ni Terminator ni yo. Este año hubo una nueva secuela que por supuesto vi, para comprobar mis predicciones de que nunca sería como mi favorita de la toda la vida, en la cual el abuelito mamado favorito de la franquicia hizo su aparición está vez con canas (sólo para darle un toque diferente). La historia cuenta, con un montón de giros, que sólo muestra su incapacidad para darle frescura a las cosas,  motivo por el cual me queda claro que nadie jamás hará algo mejor que Terminator: El Día Del Juicio Final, ni siquiera contando la Khalessi Connor.

Últimos


Noticias


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM