The Raveonettes arrastrando su formación en el Festival Marvin 2015

Texto: Fernando Contreras
Fotos: Pablo Navarrete / Me Hace Ruido

El Festival Marvin tiene su respetable estrategia de ubicar a sus headliners en shows independientes o un tanto ajenos, al tener que comprar un boleto adicional al General por cada acto que queramos ver. Es de esperarse que a Os Mutantes, Crocodiles o The Raveonettes no los hayan visto muchas personas, aunque, sin decir detalles, pude entrar a ver a la leyenda brasileña Os Mutantes y el regreso de los daneses The Raveonettes.

Desde hace muchos años, The Raveonettes y México habían querido tener un concierto más íntimo después de su acto en el Corona Capital del 2012 y la cancelación con su llegada junto a los reyes de Dinamarca en el 2013. Finalmente se logró y el Festival Marvin fue ideal para esta presentación, aunque la opción de escoger el Salón Covadonga estuvo fuera de nuestros agradecimientos.

De los tres headliners, The Raveonettes fueron los últimos en tocar en el Festival y dentro del horario no hubo problemas; comenzaron en punto de las 10:30 p.m., terminaron casi media hora después de lo planeado y todos terminamos felices.

Comenzaron de manera fabulosa con “Endless Sleeper” seguida de “Sisters”,  “Killer In The Streets” y “Wake Me Up”; cuatro de las canciones más escuchadas actualmente extraídas de su actual producción, Pe’ahi (2014), así que pudimos esperar algunos de sus grandes clásicos en la segunda mitad del show.

“Hallucinations” le dio la llegada al primer clímax de la noche con “Dead Sound”, una canción con la que dieron el gran paso a los grandes festivales y giras al rededor del mundo, siguiendo con un rato un poco aburrido con el siguiente tema, “Black/White”.

Sus inicios comenzaron a llegar con “Break Up Girls!”, “Chain Gang Of Love”, un momento no tan viejo con “Love In A Trashcan” y otro boom con “Attack Of The Ghost Riders” y “Tornado”. No era posible escuchar más de ellos, pero su estruendoso ruido seguía en el escenario con “Apparitions”, un momento de ensueño con una de las dos canciónes que tocaron del In And Out Of Control (2009) “Gone Forever”, el apagón con “Summer Ends” y el gran final antes de salir nuevamente con “When Night Is Almost Done”.

Su regreso incluyó “Recharge & Revolt” y “Heart Of Stone”, con lo cual comienzo a creer que no estaban incluidas.

Al final no importó qué tan pinche se escuchó todo dentro del Salón Covandoga, valió la pena hacer maniobras para poder entrar a disfrutar uno de los conciertos que más he disfrutado en mi vida dentro de un Festival, ya que escuchamos toda la carrera de The Raveonettes resumida en hora y media. Es inútil decir que espero verlos de nuevo, todos quedamos satisfechos, lo que lo que más quiero ahora es que no se me quite la impresión que tengo de Sune Rose y Sharin Foo en el escenario.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM