Tips Para Leer en la Calle

a05a1cul-1

Pequeños consejos que harán tu vida más culta.

1. Un ojo al gato y otro al garabato. Es muy peligroso distraerse en la calle, puede pasar de todo; desde tropezarte en un hoyo hasta ser asaltado. Hay que identificar las situaciones correctas según la naturaleza y el peso de cada libro.

2. Cargar la edición correcta. Una cosa es que seas muy devoto y otra muy distinta es que andes en la calle con una Biblia; las editoriales lo saben y siempre sacan versiones de bolsillo.

3. No te concentres tanto. Muchos se quejan de náuseas cuando leen en los transportes, esto se debe a que los ojos tratan de estar fijos mientas el oído se confunde con el movimiento, por eso hay que leer tranquilamente, dejando que la mirada suba y  baje.

4. Leer a una mano. Y no sólo eso, cambiar la página a una mano es una habilidad que se aprende con la práctica y con uno que otro trancazo.

5. Desapego. Los libros que llevas en la calle siempre terminan maltratados, doblados y muy arañados, no quieras leer tu primera edición de Pedro Páramo en el pesero.

6. Termina el párrafo. Para eso son, para dar por concluida una idea y que tú puedas dejarlo para después. Consigue un buen separador, ya que perderlo, sin fijarte en que página vas, es todo un dolor de cabeza.

Y lo más importante…

7. Siempre llévalo contigo. El día que no cargues tu libro será el día en que tendrás que esperar cuatro horas en una silla o te quedes atorado media hora en un vagón, aunque no lo leas por meses el destino es cruel y desearás tenerlo contigo cuando más haga falta.

FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM