Todos somos un Copo de Nieve

Por: Alixx Core

A cuántos no les ha pasado que no buscan nada, están muy felices de fiesta en fiesta, hay ligues, y sí, como todo ser humano, somos egocentristas; a lo mejor damos un poco de alas, pero al final, terminamos por decir la verdad o casi la verdad, para que no lastimemos a las personas y entonces le indicas a ese alguien “no quiero nada por el momento” y a las 3 semanas, conoces a ese alguien con el que te aventarías otra historia de amor. ¡Qué ironía!

Soy de esas personas que no creen en el karma; indagué un poco más en el tema y definitivamente es una energía trascendente. Algo sencillo de explicar: no hagas lo que no te gustaría que te hicieran, porque si lo haces, de una u otra forma se te va a regresar. Una amiga me indicaba que son como los planes en una empresa: corto, mediano o largo plazo. Fuck! o sea que si en mi adolescencia fui una maldita, y a mis 25 años quiero algo serio, eso se me va a regresar y por ende seré una “forever alone” por muchos meses. Por eso no creo en eso, en serio, y no es porque me quiera justificar ni mucho menos, pero creo que las cosas que te pasan, es por consecuencia de tus actos y siempre hay una enseñanza que puede que tardes en darte cuenta unos cuantos años, el valor de eso mismo, ¿pero que se te regrese? NOT

Entonces es ahí, cuando hablas con la persona correcta y te dé el mejor consejo de la vida. Esa persona que te dejó algo, pero que a lo mejor en un principio, pensaba que terminó sin fundamentos. Pero es para entender, que esas personas, estuvieron ahí para ti porque necesitabas aprender de ellas. Me mandó “las leyes de la espiritualidad”, que se enseñan en la India y entonces he comprendido todo:

La primera dice:

“La persona que llega es la persona correcta”, es decir, que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

La segunda ley dice:

“Lo que sucede es la única cosa que podia haber sucedido”. Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas, podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: “si hubiera hecho tal cosa, hubiera sido tal otra…”. NO. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así, para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestra vida, son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego, se resistan y no quieran aceptarlo.

La tercera dice:

“En cualquier momento que comience es el momento correcto”. Todo comienza en el momento indicado, ni antes ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

Y la cuarta y última:

“Cuando algo termina, termina”. Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto, es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.

Si llegó este texto a mí y luego a ustedes, es porque estamos preparados para entender que ¡ningún copo de nieve cae alguna vez, en el lugar equivocado!

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM