Travis, Fortaleciendo la Estructura del Alma en el Pepsi Center

Reseña: Fernando Contreras
Fotos: OCESA / José Jorge Carreón

Con su regreso a nuestro país, la banda de Glasgow visitó las tres ciudades pilares de esta República, parando en la Ciudad de México con el casi fin de su gira de promoción de Where You Stand (2013). Fran Healy, su gran barba y compañía, nos ofrecieron un riel lleno de éxitos que incluían sus casi siete álbumes de estudio en donde no pudimos evitar el observar muchas lágrimas desde el público.

Aún no entiendo por qué no hubo Sold Out; desde que Technicolor Fabrics abría el show, el Pepsi Center ya estaba abarrotado y a la fila de la entrada aún no se le encontraba el fin. La banda de Guadalajara antes mencionada, se dio el lujo de abrir otro concierto en esta ciudad y como siempre, no les fue mal. Para calentar motores, Technicolor Fabrics nos dieron a escuchar “Singapur”, “Nunca Nada”, “Nuestro Día”, “Frequency”, “Ruleta” y “Todo”. Sin duda alguna, lo más cercano que tenemos a una banda de britpop como los estelares.

Se menciona que aquellos que vieron a Travis en el Palacio de los Deportes en el 2007 y en el festival Corona Capital pasado, quedaron más que satisfechos después de escuchar alrededor de dos horas de concierto pasando por todo lo que queríamos escuchar. Con un atuendo no muy alejado a sus anteriores visitas, salieron Dougie Payne, Fran Healy, Neil Primrose y Andy Dunlop al escenario y sin perder tiempo, comenzaron la noche con “Mother” seguida de “Selfish Jean”, un momento alocado lleno de brincos y gritos, ideales para empezar.

No pudimos dejar intimidarnos por la barba de Fran Healy; a pesar de sus 41 años, su tímida voz se sigue escuchando igual que como en sus primeros álbumes a finales de los 90. Continuaron con “Pipe Dreams”, “Moving”, “Love Will Come Through”, “Driftwood” y “Warning Sign” para pasar al segundo momento alocado de la noche con “Re-Offender”, un éxito que teníamos muchas ganas de escuchar en vivo y que infinitamente se agradecerá.

Tras el potente bajo que se apreció con “Where You Stand” pasamos con “My Eyes”, “Reminder”, “Writing To Reach You” y “Side”, una situación nostálgica que se fue directo a lo mejor. Healy no dejaba de interactuar con el público guiando voces a tono al estilo Mercury, saludando a los de arriba y sarcásticamente también a la “realeza” que se encontraba en los palcos. De inmediato, tras “Closer”, el ensordecedor sonido de “Sing” se escuchó y los mejores éxitos, o por lo menos los más escuchados, se veían por venir.

“Slideshow”, “Blue Flashng Light” y “Turn”, en momentos cantada por Payne, le dieron fin a la sesión antes de su regreso en el Encore. Éste incluyó los instantes más dulces que se sintieron en la pista del Pepsi Center; “Happy”, “Flowers In The Window”, tocada únicamente en acústico por Healy con ayuda de Payne, Dunlop y el pandero de Primrose, “All I Want To Do Is Rock” y el final con “Why Does It Always Rain On Me?”.

Travis no se ubica, a pesar de su extenso repertorio de álbumes, como una Big Band Británica, pero tampoco es el triste contraste. Esta banda demostró una vez más en nuestro país que no se necesitan un montón de canciones para lograr un largo set en vivo, aunque se les olvidaron algunas del Ode To J. Smith (2008). Cada uno de los éxitos que se escucharon, interrumpieron el flujo sanguíneo para hincharnos los poros y sentir que valía la pena esperar, por años, sus visitas. No sabemos cuando vuelva a ocurrir algo similar a lo de esta noche, lo que sí sabemos es que tendremos álbum nuevo de Travis el próximo año y Healy lo prometió.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM