Un final agridulce en el Escenario Indio en Vive Latino

Reseña: @aegre
Fotos: OCESA / @PolvoraRock

Es domingo de Vive Latino y tras tres días muy intensos tocó cerrar con broche de oro el Escenario Principal.

Los primeros en presentarse en dicho escenario fueron Los Rastrillos en una tarde en la que se empezaban a sentir unas pequeñas gotas de lluvia. Está banda que se encuentra en pleno festejo de su 25 aniversario se encargó de prender los ánimos frente a la larga jornada que nos esperaba.

Chocquib Town desde Colombia fueron los siguientes en tomar el escenario principal, y vaya que lo hicieron de gran manera, a pesar de que momentos antes de su presentación se dejó sentir una fuerte lluvia, estos colombianos pudieron prender al público quienes en ningún momento dejaron de bailar y brincar con su ritmo, para dar paso a Los Cafres quienes hicieron lo propio con su reggae directamente desde Argentina.

La Gusana Ciega, banda que logró acumular una buena cantidad de gente, fue la que siguió las actividades en este último día de Vive Latino. Como era de esperarse la respuesta del público fue inmejorable, quien nunca dejó de corear canciones como “Tornasol” y “Ella Estrella”, por si fuera poco presentaron su nuevo sencillo “Tiempos Para Amar”, para despedirse después de un set algo corto pero efectivo.

Así daba lugar a una de las presentaciones que más expectación y polémica causó desde su anuncio, La Ley. En una muy desangelada presentación la banda lidereada por Beto Cuevas nunca supo conectar con la gente, que aunque coreaba algunas canciones se veía muy desanimada, siendo el momento más rescatable de su presentación “El Duelo” a dueto con Ely Guerra.

Toco el turno de Placebo de tomar el escenario, en una presentación que se podría definir como extraña, con un sonido y ejecución impecables, un gran sector del público que cantaba las canciones y un intento de hablar español por parte de Brian Molko que se agradece, pero que tras poco más de una hora de concierto dejó esa sensación de que algo faltó, veremos si en su presentación en el Plaza Condesa muestren todo ese potencial.

Pasaban los minutos y el festival poco a poco se iba muriendo, prácticamente todas las bandas ya habían tocado y quedaban pocas de renombre en el cartel, una de esas por supuesto, Zoé. Es difícil hablar de una presentación de Zoé en el Vive Latino, simplemente porque han sido muchas. León Larregui salió con un traje muy estilo medieval (con todo y espada) e interpretó todos y cada uno de sus éxitos durante casi hora y media de concierto. Sin más y sin mostrar una cara diferente Zoé terminó su participación, en la que se podía haber esperado más por tratarse de un Vive Latino (y el festejo de sus 15 años).

Los encargados de cerrar actividades fueron 2Manydjs quienes volvieron una fiesta total a los pocos que se quedaron al cierre, sin duda un gran acierto por parte de los organizadores el poner este tipo de propuestas en el cierre, definitivamente esta fue la mejor presentación del día en el escenario principal.

Así fue como terminó el último día del Vive Latino donde tal vez el cansancio del público o apatía de algunas bandas lo hizo menos disfrutable que los otros, pero que al final cumplió y dejó a más de uno satisfecho.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM