Un sold out épico con División Minúscula

DivisionMinuscula.CarpaAstros.Fotos02

Texto: @alixx_core
Fotos: Lulu Urdapilleta

Empezó muy caótico para algunos, ya que desde el jueves pasado se daba la noticia que ya no había boletos y muchos de los que querían asistir, se volvían locos por acceder al evento de los 15 años de Extrañando Casa y 10 años del Defecto Perfecto de División Minúscula.

La espera terminó y el día de ayer desde las 18:00 hrs. había una fila kilométrica para poder entrar a la carpa Astros en la calzada Tlalpan. Respetando los horarios, se empezó con la banda Camiches, una banda que pudimos conocer más de ella, hace ya más de dos años con su EP “Entre puentes” en el 2014. Es una banda de pop punk, que prendió el ambiente desde su primera canción.

Pasamos con Sputnik y las morras desbordaban gritos por el buen Pepe Problemas, tocando sus mejores canciones del Gran Blanco y Monumentos, coreando con una intensidad “Confesiones” y agregándole más punch con “Montana“.

Tungas, banda que ya también era de las bandas con las cuales se veía en los flyers a División Minúscula hace varios años; se empezó a hacer la euforia y la nostalgia del paso de los años. Tungas, una banda de punk-rock, que tiene influencias de NOFX, y el toque argentino de 2 minutos y ataque 77. 

Pasamos con la época de adolescencia pura: Tolidos. Banda que lleva una amistad muy chingona con todos los integrantes de División. Pudimos escuchar varias del “Te amo, me odias“, como “Tostadores y Escaleras” y el darnos cuenta, que ya aunque hayan pasado 10 años, seguimos teniendo “Decisiones adolescentes” en eso del amor.

Creo que es algo de lo más chingón y que aplaudo de estos chicos de Matamoros, Tamaulipas; no hay una larga espera, no hay que estarse mamoneando para cantarle al público que los ha acompañado 10 o 15 años en su trayectoria. Saliendo puntuales, División Minúscula se echó todos los éxitos del “Extrañando casa” para celebrar los 15 años desde su lanzamiento. Una celebración doble, ya que después, pasaron con “Defecto Perfecto“. Los decibeles eran casi de la misma magnitud. No se podía diferenciar si “Radical“, “Cursi“, “Poliuretano” “Sismo” o “Veneno” (por mencionar algunas), tuvieron más euforia o gritos, ya que cada una de las canciones interpretadas, así como cada integrante de la banda y la voz espectacular de Javier Blake, eran de la misma entrega que todos sus fans, conglomerados en la Carpa Astros. Después de dos de los álbumes más emblemáticos en la carrera de División Minúscula, fue el momento de despedirse, pero sin antes entregar los últimos sencillos: “Frenesí” y “Voces” y en esta última varios amigos de las bandas que habían tocado con ellos, se unieron a la celebración.

Es una de las bandas que siempre que he tenido oportunidad de irlos a ver tocar, están conscientes de agradecer a sus fans, de lo que se ha logrado, porque sin ellos, nada hubiera estado pasando con la misma euforia, intensidad y apego a escribir canciones, que le hagan bien a todo aquel que los escucha.

Con un sold out que se sintió en cada canción interpretada, fue una noche mágica para todos aquellos adolescentes que crecieron con la música de División y para otras nuevas generaciones, que disfrutan de la buena música y están al pendiente como todos los reunidos en la Carpa Astros.

Esperando que en un futura se venga la celebración de los 20 años del Defecto Perfecto o los 30 años del Extrañando Casa, en definitiva, una de las bandas favoritas y queridas de todos los mexicanos.

FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM