Una noche llena de belleza y música con Lindsey Stirling

Fotos: OCESA / Yunuén Velazquez
Reseña: @Futuroll

Con tan poca edad, Lindsey Stirling se ha posicionado como una músico talentosa, logrando tener un álbum homónimo (2012) y gran cantidad de sencillos desde el 2010 con la salida de su EP Lindsey Stomp. Al rededor del mundo es bien conocida y ha ganado diversos premios además de tocar en muy prestigiosos recintos como telonera de otros grandes músicos.

Sin conocer demasiado a la ya famosa violinista, pude creer que es similar a muchos músicos que al formarse en escuelas clásicas, pretenden entrar a una escena demasiado valorada en la que su intención es impresionar y agradar a los “conocedores”. Tal vez sea su caso o tal vez no, pero al ver a esta norteamericana, veo que tiene un estilo que nunca había visto; su energía sólo la tiene en las extremidades superiores de su cuerpo, no es necesario que levante las piernas o brincar para que el público lo haga también; su potencia que conjunta la batería y algunos teclados, hacen que te muevas y te detengas cuantas veces quieras sin temor a que se burlen o te critiquen; bueno, también considero que muchos lo hacían con mucha gracia y ridiculez.

Su set fue simple, algunas fueron canciones que varios intérpretes de la escena popular han hecho famosas en los últimos años. No son temas que la misma Lindsey haya creado o inventado. La parte de traducir las letras a partituras, es su verdadero trabajo, sin dejar de lado su buena ejecución y gran parte de temas que ha compuesto a lo largo de su corta carrera.

La producción de su concierto tampoco es muy elaborada; ella ubicada al centro y los dos músicos que la acompañan, a los lados. Sin pantallas, sin animaciones proyectadas y sin muchos movimientos lumínicos. Yo no creo que lo necesite, la tendencia que trae no es nueva, no es de ella, pero su interpretación y la forma de transmitir es única o por lo menos nunca había visto algo tan parecido. El público lo supo y por eso lo agradecieron con bastantes aplausos, himnos de estadio y hasta un “Cielito Lindo” para recordarle en qué país está.

No puedo decir con qué canción hubo más alboroto o con cuál marcó un clímax durante la noche, pero sí puedo mencionar que las famosas bases de canciones de Michael JacksonKaty Perry y Maroon 5, les dieron gran ayuda a los músicos para no estancarse en sonidos básicos que sólo acompañaban al violín y así bailar un poco más.

Sólo hubo un cambio de vestuario que muchos no lo notaron, el mismo color de ropa pero un poco más brilloso, el mismo peinado de adolescente activista y una energía que se notaba en gran aumento. No creo que hubiese inhalado algo peligroso, pero en serio los presentes le agradecían su presencia y le cantaban y gritaban demasiado, yo lo escuchaba muy alto considerando que el lugar no presentó un lleno total. Sin lugar a dudas la conexión con sus seguidores fue suficiente para que su alegría y demás emociones florecieran en ella y así poder moverse un poco más.

Un concierto básico pero muy divertido, con canciones que recordaron todos y un baile un poco apagado que aumentó con el emotivo intercambio de emociones entre los presentes y la gran violinista.

Set List

“Anti-Gravity”
“Spontaneous Me”
“Electric Daisy Violin”
“Shadows”
“Michael Jackson”
“Caged Bird”
“Elements”
“Zelda Medley”
“Skyrim”
“Just Dance”
“Zi-Zi’s Journey”
“Moon Trance”
“Transcendence”
“Phantom”
Encore
“My Inmortal”
“Crystallize”


Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM