URSS Bajo El Árbol celebrando un lustro en el CCE

Fotos: Michell Alegría
Texto: Fernando Contreras 

No había un álbum de presentación ni una gran trayectoria para celebrar; URSS Bajo El Árbol se ha mantenido como una banda independiente dentro de esa ola que surgió entre el 2005 y 2010. Ahora viene la célebre frase, cinco años se dice fácil, pero no lo es; ahí es cuando encuentro que la banda no ha buscado ubicarse en la radio local con una canción pegajosa, ni tampoco viene a pagar los miles para un video que no saldrá de nuestra mente, simplemente la experimentación los atrapó junto a su peculiar producción que no los ha sacado de manera abrupta de la Ciudad de México.

La verdad, este tipo de bandas vale la pena seguir constantemente, con o sin álbumes grandes; veamos mi experiencia. Llegando al CCE, aún no me había dado a la tarea de leer sobre esta banda ni escuchar un sólo tema, me aventuré a conocerla en vivo y el primer comentario que recibí por parte de mi compañero fotógrafo fue que la amaría o la odiaría después de escuharlos, ¡Rayos!, yo soy de los que no ama ni odia a ninguna banda, eso me empezaba a preocupar.

El momento, el lugar y el día fueron ideales, me encantan este tipo de conciertos con gente de todas las edades adentro del lugar; el recinto, un foro llamado Espacio X dentro del Centro Cultural de España que físicamente está atractivo, aunque el sonido no lo haga perfecto, bueno, un poco. La banda salió temprano y sin más ni menos comenzaron su acto.

“Insomnium” y un video proyectado, le dieron inicio al set de URSS Bajo El Árbol que pareció adecuado para haber empezado, la gente se movía y no sentía aburrimiento por nadie, pero yo seguí preocupándome, no había algo bueno ni malo para ahorcarlos en la reseña. Jonathan Arellano (saxofón) nos habla, bienvenidos a esta celebración; así siguieron y escuchamos “Los Hilos De Dios” con el video de “Derrócrata” proyectado detrás. Esta última canción, la cual percibí corta, es la que vendría después junto a “Lunático Y Artificial”, que parece ser, casi no la tocan en vivo.

Hasta ahí todo va bien, excepto la energía de Jonathan y su papel de animador del público; silbando, aplaudiendo y gritando como esos locos que se meten de repente a los escenarios. No lo culpo, ha de ser emocionante estar frente a cientos de personas, pero en verdad saca de onda. Ese ánimo le dio paso a “Xilófono Lisérgico” y a la presentación de la banda en total, incluyendo a Samuel Cervantes (voz), que se metió un rato, ya que el tema sólo es instrumental.

Siguió “7”, ya con Samuel sobre el escenario, la canción fue quizá la más concreta de la banda, un poco más estructurada que las demás y con mi aprobación, desde luego. Un pequeño espacio y la banda presentó el siguiente tema, el cual, mencionaron que ha estado con ellos desde el inicio; “Marduk” sonó diferente a Austin TV, muy al estilo de URSS Bajo El Árbol, aunque la posible influencia más directa, hablando de esta extinta banda, no la dejan de lado.

Siguieron “Lín3as M3ntal3s” y “Contra Sí Mismo”, tal vez se me escapa algún tema, pero dentro de éstos, vimos tocar en un tipo de clímax a Jonathan solo, quien no desaprovechó el momento. Después se proyectó un video de felicitación por parte de algunas figuras del medio, como los que ponen en fiestas de XV Años. En un tipo de encore, regresó la banda, Jonathan vestido y con máscara, así como una gran bandera qe portaban con el logo de URSS Bajo El Árbol.

Para terminar sonó “Predicador”, “Hombre Esqueleto” con dedicación a un gran amigo de la banda (†) y “Las Aves Sin Alas”; muchos sabían que éste es el gran tema de su repertorio, yo no, pero era tonto no darse cuenta después de escuchar tremendos gritos del público. La agrupación acompañó esta canción con un video de protesta a los estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal de Ayotzinapa, no sé si fue adecuado, pero creo que URSS Bajo El Árbol suele hacer este tipo de protestas en sus tocadas.

Al final no terminé odiando a esta agrupación de la Ciudad de México, obvio tampoco la amo, pero me doy cuenta que este camino que toman las bandas para seguir en la industria es el más adecuado, sin prisas ni fama, así se convierten de repente en banda de culto.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM