Vetusta Morla rascando la fineza en el Teatro Metropólitan

Texto: Fernando Contreras
Fotos: OCESA

El tour La Deriva de Vetusta Morla, nombre de la tercera producción de la banda, arribó al Teatro Metropólitan, un recinto que alberga actualmente a agrupaciones consentidas de la audiencia Mexicana gustosa por el rock en Español y por supuesto de los organizadores del Vive Latino. Vetusta Morla no es la primera vez que hace un show en este venue, así que los nervios por parte de la banda y de sus fans no fueron tan desesperados ni sorpresivos, al contrario, estaban dispuestos a recibirlos de nueva cuenta y si era posible, con algunas sorpresas.

Reyno fueron los encargados de abrir la noche cerca de las 8:00 pm. A esta banda ya la conocemos y la hemos visto en dos que tres bares de la ciudad y en el festival Vive Latino; no les ha ido nada mal y desde luego que su estilo no tiene mucho que ver con esta fama. Al ser mujeres la mayoría de los seguidores de la banda, escuchamos siete temas en total como “Fugitivo”, “Me Voy”, “Ahrimán”, “Nunca Me Dejes” y “Amarrado”, hasta terminar con “Dos Mundos” (la más coreada y la única que se sabían los presentes) y “Ay De Ti”.

La presentación de Reyno no fue mala, bueno, algunos dicen que sí, hasta tediosa y aburrida, pero para mí fue muy adecuada para abrirle el show a la banda Española.

Poco antes de las 9:00 pm, aparece Pucho, vocalista de Vetusta Morla y los gritos ensordecedores brincaron al instante junto a un juego de percusiones y luces bastante llamativo, en donde “La Deriva”, canción que le da nombre al recién álbum de la banda, “Fuego” y “Golpe Maestro”,  formaron parte del inicio del show.

En general, Vetusta Morla aseguran que tocar en México es como tocar en casa. Obviamente es de esperarse, el idioma facilita el acarreo de fans y por supuesto la familiaridad que se tiene con las bandas Españolas; encerrando el estilo, el manejo de las presentaciones, las influencias y desde luego, las partes que integran cada banda para acomplejarse unas a otras.

El siguiente bloque de temas, lo conjuntaron los tres álbumes con los que cuentan hasta ahora; sonaron “Un Día En El Mundo” y “Sálvese Quien Pueda” de Un Día En El Mundo (2008), “Lo Que Te Hace Grande”, “Maldita Dulzura” sin Carla Morrison gracias al cielo y “Mapas” de Mapas (2011), así como las extensas “La Mosca En Tu Pared”, “Pirómanos”, “Cuarteles De Invierno”, “Tour De Francia” y “La Grieta” de el último, La Deriva.

La Deriva es un álbum aceptable, lleno de empujones que la banda necesitó para lucir con más fineza y más estrella para mostrarse grandes. No es un halago por supuesto, rechazo un poco a este tipo de agrupaciones que a veces hacen lo que sea para salir de la independencia, pero han tratado de no hacer las cosas de manera incorrecta, excepto el tema con Carla Morrison, ese sí fue el escalón mal encuadrado.

Para terminar la noche, la banda agradeció de nueva cuenta el apoyo y la gran asistencia que aumentó desde su anterior presentación en el Teatro Metropólitan y también salió una pequeña bandera de México, ¡Ah, cómo nos encanta eso! “¡Alto!”, “Copenhague”, “Valiente” y “La Cuadratura Del Círculo” dieron por terminado el show, bueno, faltaban el primer y segundo encore.

En el primero incluyeron “Al Respirar”, “Fiesta Mayor” y “El Hombre Del Saco” y en el segundo regreso, con más gritos ensordecedores, sólo tocaron “Los Días Raros”, nada raro para concluir.

No tuvimos el gran concierto de Vetusta Morla, algunos dicen que el del año pasado estuvo mejor, con grabación de video y toda la cosa, algunos dicen que éste fue el mejor de su vida o del año; a mi parecer ninguna de las dos, la banda se encuentra en un momento diferente en donde buscar su estilo propio los está agobiando, pero no dudemos que algún día serán tan pedantes como el rock en Español de los 90, quitando a algunos. Pero mientras, la pasamos bien.

Últimas


SÍGUENOS EN...



FACEBOOK



TWITTER



INSTAGRAM