Don Quijote llega al Palacio de Bellas Artes